Uribe financió su guerra sucia con fondos de cooperación internacional

Uribe financió su guerra sucia con fondos de cooperación internacional

Se estima que más de 2.100 civiles han sido asesinados para cobrar recompensas

GORKA CASTILLO – Madrid – 04/12/2008 22:07
Al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, comienzan a pasarle factura los abusos de su mandato. Al escándalo desatado hace dos semanas por un multimillonario fraude financiero organizado en las sombrías cañerías del Estado, ahora se suma la filtración de que el Ejército ha practicado desde 2002 cientos de ejecuciones extrajudiciales de civiles, que además han sido financiadas con fondos de la cooperación internacional.

La espoleta de esta eliminación sistemática fue la puesta en marcha de jugosas recompensas gubernamentales para aquellos militares que demostraran haber abatido guerrilleros en combate.

La artimaña que empieza a conocerse ahora es que miles de los muertos que aparecían como enemigos abatidos eran, en realidad, campesinos secuestrados a los que vestían con uniformes de las FARC antes de ejecutarlos a sangre fría.

Organizaciones civiles calculan que el número de víctimas supera las 2.100, casi tantas como las causadas en medio siglo por ETA y el IRA juntos. La plataforma Justicia para Colombia -un grupo de especialistas forenses, catedráticos y juristas de la UE- mostró ayer el documento secreto del Ministerio de Defensa, en el que se establece que los fondos para el pago de las recompensas “procederán del Estado y de otros provenientes de la cooperación internacional”.

Extracto del documento en el que se especifica la financiación de las recompensas

Este protocolo no sólo pone en duda la legalidad de la política de Seguridad Democrática que le ha ganado popularidad a Uribe. También compromete los acuerdos de cooperación internacional suscritos con varios países, entre ellos España.

1.300 euros por ‘guerrillero’

El documento, de 15 páginas, contradice a Uribe, quien siempre negó que existiera una política sistemática de recompensas. Pero la orden entró en vigor de forma “permanente” el 17 de noviembre de 2005. Según las tablas de valoración, el Gobierno paga por un cabecilla 1,7 millones de euros y por un guerrillero raso, 1.300 euros.

Con esta oferta pública, los soldados se lanzaron a la caza del indocumentado. El miedo hizo el resto. Nadie fue capaz de denunciar estas atrocidades hasta que a alguien del Ejército se le ablandó el corazón.

Asesinatos impunes o falsos positivos

El escándalo de las ejecuciones extrajudiciales o “falsos positivos” como eufemísticamente las denomina el Gobierno de Álvaro Uribe, se destapó hace un mes, cuando un militar reveló que 20 civiles de clase baja desaparecidos cerca de Bogotá habían sido secuestrados para ser asesinados y presentados a la sociedad como guerrilleros de las FARC. Al principio, Uribe entró en cólera contra el autor de difundir esta “falaz” información. En los días siguientes, su tono perdió agresividad hasta llegar al reconocimiento de que aquella atrocidad “era cierta, aunque no generalizada, en unas Fuerzas Armadas modélicas con los derechos humanos”. Dimitió el jefe del Ejército, Mario Montoya, el ingeniero de la liberación de Betancourt, y 27 oficiales fueron destituidos. Alguien, también militar, aseguró que era la punta del iceberg de una política que legaliza la impunidad “y propaga el miedo”.

RCN acepta renuncia de 2 periodistas asesores de DMG

La Radio Cadena Nacional (RCN) de Colombia aceptó la renuncia de dos de sus periodistas, quienes eran asesores de la mayor captadora ilegal de dinero, DMG.

logo DMG

logo DMG

EFE
Bogotá, Colombia

La Radio Cadena Nacional (RCN) de Colombia anunció hoy que aceptó la renuncia de dos de sus periodistas, quienes eran asesores de la firma comercializadora DMG, intervenida recientemente por el Gobierno.
logo RCN

logo RCN

Los periodistas que dimitieron y a quienes les fue aceptada la renuncia son Guillermo Díaz Salamanca y Jorge Lesmes.

“No obstante que aceptamos sus renuncias, es una pérdida que lamentamos, pues se trata de dos periodistas con una trayectoria de seriedad profesional, respetados por el medio”, señaló un comunicado de RCN, emitido hoy y firmado por su presidente Fernando Molina Soto.

La misma empresa periodística anunció que devolverá a la liquidadora de DMG, el dinero por concepto de órdenes de publicidad de la firma intervenida.

“Por voluntad propia, RCN ha tomado la determinación de devolver esos dineros a la señora liquidadora de DMG, como una contribución nuestra a la reparación de los ciudadanos que perdieron sus ahorros en esa entidad”.

El 17 de noviembre pasado el Gobierno decretó el estado de emergencia social para afrontar la crisis derivada del derrumbe de decenas de “pirámides” financieras en distintas regiones.

Tres días después intervino a DMG, empresa creada por David Murcia Guzmán, detenido y deportado desde Panamá.

El colapso de las “pirámides” desencadenó disturbios en varias ciudades colombianas y dejó un saldo de al menos tres muertos.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, justificó la medida por la “perturbación social” causada por la crisis, que ocasionó que cientos de miles de colombianos perdieran su dinero, en una cuantía que no ha sido calculada de manera oficial.

DMG entregaba a sus clientes tarjetas prepago, por el monto que invertían, para que adquirieran bienes o servicios, y prometía la devolución de una suma igual en determinado tiempo.

Las autoridades judiciales colombianas consideran que DMG “lavaba” dinero del narcotráfico.

Entre los inversores estafados de esa firma y de algunas de las “pirámides” derrumbadas, figuran más de 2.500 militares colombianos, entre ellos miembros del grupo que rescató a la ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Ingrid Betancourt.

http://www.eltelegrafo.com.ec/mundo/noticia/archive/mundo/2008/12/03/RCN-acepta-renuncia-de-2-periodistas-asesores-de-DMG.aspx