FARC responsabiliza a la CIA de provocar el caos en la frontera colombo-ecuatoriana

25 de diciembre del 2008

FARC no se responsabilizan por caos en la frontera

Las FARC responsabilizan a la CIA de promover el caos en la frontera colombo ecuatoriana. Así, los insurgentes desmintieron que estén involucradas en asesinatos y secuestros en Ecuador.

EFE
Bogotá

La guerrilla colombiana de las FARC negó el miércoles ser la responsable de algunos secuestros y asesinatos que se han cometido en Ecuador, en la zona fronteriza con Colombia, y atribuyó los hechos a tropas de su país y paramilitares en complicidad “con algunos oficiales” ecuatorianos.

Los responsables cumplen “directrices” de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), que tiene el “objetivo intencional” de “crear en la frontera colombo-ecuatoriana una situación caótica”, aseguró el grupo rebelde.

En un comunicado divulgado el miércoles por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), el Bloque Sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sostuvo que se trata de una estrategia que es conocida por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Con estas acciones, agregaron la guerrilla, se busca obligar al ejército del país vecino “a tener presencia permanente y con patrullajes permanentes, para después comprometerlo en operativos contrainsurgentes y, así, implicarlo en el conflicto interno social y armado que vive Colombia”

Los ecuatorianos implicados, afirmaron las FARC, son oficiales de la Marina que, en contra de las órdenes del presidente de su país, Rafael Correa, realizan patrullajes conjuntos con el Ejército colombiano sobre los ríos San Miguel y Putumayo, ambos limítrofes.

“Las FARC nada tienen que ver con los secuestros recientemente denunciados por el presidente (Correa), ni con otros hechos delictivos ocurridos en la frontera y atribuidos injustamente a ellas”, añadieron los rebeldes, que subrayaron que no han retenido a ningún ecuatoriano ni toman cautivos en esa nación.

En virtud de su “política de fronteras”, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia mantienen “buenas y fraternales relaciones con los países vecinos”, aseguró el grupo insurgente.

Anuncios